viernes, 15 de abril de 2016

NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTÍAS DE VALLADOLID



Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de las Angustias


Nuestra Señora de las Angustias.jpgObra  de Juan de Juni, posterior a 1561.

 Imagen titular de la cofradía que representó el inicio de una iconografía que se extendería por toda la región durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Juan de Juni la concibió como una Virgen de la Soledad, pero la incorporación posterior de los cuchillos atravesando su corazón, remarcaron su advocación "de las Angustias"


 Coronada Canónicamente el 3 de octubre de 2009 en la Catedral de Valladolid, es una de las imágenes más antiguas de las procesiones de Valladolid.

 Pudo inspirarse en la Virgen de los Medicis de Miguel Ángel, aunque según la leyenda el autor modeló el rostro de una hija agonizante. En un grabado de Roelas se dice: "Juan de Juni hinventor". Según tradición no verificable se encargó para alguno de los pueblos en los que trabajaba Juan de Juni; probablemente Medina de Rioseco, donde tras no terminar el retablo de Santa María de Mediavilla por trasladarse a Valladolid y entrar en litigios, su imagen sería rechazada por despecho.



También pudo ser rechazada por lo grande de su pie, lo que le valió el apodo de "la zapatuda" o "la zapatona". O quizás al fundarse el Hospital de la Quinta Angustia en 1560, Juni labró esta imagen para la nueva Cofradía de la que era hermano.

 No se libró de la moda de vestir algunas imágenes con ricas telas. Para expresar el máximo dolor se le puso entre los dedos de la mano derecha de la Señora, sobre el pecho, unos pequeños cuchillos de hierro, convertidos posteriormente en siete espadas de plata y que perduraron hasta 1971 en que la imagen fue cuidadosamente restaurada, suprimiéndose todo adorno metálico

.

 Cuenta la tradición que la expresión de dolor de la imagen es reflejo del rostro de una de las hijas de Juan de Juni, que murió prematuramente en torno a las fechas en las que se data la talla.

 También existe otra que dice que esta imagen fue encargada para Medina de Rioseco, pero que allí fue rechazada por el tamaño de su pie, apodándola la "zapatona".

 Posteriormente los riosecanos se arrepentirían y encargarían una talla similar, extendiéndose así esta iconografía. Los "cuchillos" del pecho de la Virgen fueron retirados definitivamente en la restauración de la década de los 70, recuperando su estampa originaria.

 La Virgen recibe culto en una capilla de la iglesia de su hermandad.


La imagen participa en todos los desfiles procesionales de su cofradía durante la Semana Santa, recibiendo además a otras hermandades en su templo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario