miércoles, 13 de mayo de 2015

NUESTRO PADRE JESÚS DE LAS PENAs DE TRIANA

TITULAR DE


Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella, Triunfo del Santo Lignum Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina.



La imagen de Nuestro Padre Jesús de las Penas representa el momento anterior a la Crucifixión. Alcanza una altura de 1,46 m, habida cuenta de su posición sedente, despojado de sus vestidura y la materia prima fue la madera de cedro, posteriormente policromada.

Obra de José de Arce del año 1655.
 Cristo, sentado sobre una roca, con las manos unidas en oración, levanta su mirada al cielo, meditando sobre su muerte.


Con un gesto tristísimo y angustiado, alza la cabeza y muestra los labios entreabiertos en un diálogo interior con el Padre pero también dirigido a quien se acerque a compartir su dolor.

La composición deriva de la estampa grabada por Alberto Durero para el frontispicio de la “Gran Pasión”.
 Su presencia en el taller de Arce era casi obligada, si tenemos en cuenta el aire nórdico que le traspasaba y el magisterio que ejerció Durero sobre los artistas de los Países Bajos.


Iconográficamente, la imagen de una figura meditando sentada sobre una piedra y apoyando el rostro sobre una mano, tiene un origen que se remonta a época grecorromana, en la cual se representaba a Saturno, el más antiguo de los dioses del panteón griego, sentado en esta actitud; desde entonces se asoció a la deidad con el temperamento melancólico, con la introspección y la meditación.


 De igual manera, la advocación de la imagen procede de los Países Bajos y Alemania, donde se creó esta iconografía donde estas figuras se denominaban “Cristo de la Humildad y Paciencia”, “Cristo de Piedad” y “Cristo de las Penas”.


 Nos encontramos, ante una talla realizada por uno de los más importantes escultores barrocos que trabajan en nuestra región, introductor en España de una nueva forma de interpretar el estilo barroco.


Procesiona en un paso neobarroco y dorado. Alumbrado por candelabros de guardabrisas.

Jesús sentado con las manos juntas, rezándole a Dios, está acompañado por dos sayones que preparan la crucifixión y un soldado romano.
 Los sayones y el soldado del paso de Cristo son de 1952, esculpidos por Antonio Castillo Lastrucci.  Fue tallado en 1980, siendo labrado en madera de Flandes.



 El Señor lleva potencias de oro y pedrería.

Recibe culto en la Capilla de la Estrella
Archivo:La Estrella4.jpg

martes, 12 de mayo de 2015

HERMANDAD DE LA ESTRELLA TRIANA II

Archivo:Capilla de la Estrella exterior.jpg

En esta Capilla reciben culto los titulares y cotitulares de la Hermndad

Besapies



LOS COTITULARES DE LA HERMANDAD SON:


Triunfo del   Santo Lignun Crucis

lignun crucis
San Francisco de Padua

Santa Justa y Santa Rufina

San Juan Pablo II

La Estrella y el Cachorro celebran la Festividad de Juan Pablo II


LOS HERMANOS NAZARENOS


Los hermanos nazarenos de La Estrella, según nuestra Regla 116, visten de la siguiente forma: sotana y capa de lienzo blanco y antifaz de terciopelo morado o azul según corresponda al paso de Cristo o de Virgen, con cíngulo y botonadura del mismo color.

 Sobre la capa, en el hombro izquierdo, llevará el escudo de la Hermandad, impreso sobre tejido de color blanco. En el antifaz llevará el escudo de nuestro titular San Francisco de Paula, con el lema CHARITAS, bordado con hilo de oro.

GRA298. SEVILLA. 29/03/2015.- Nazarenos de la Hermandad de La Estrella pasan por el puente de Triana durante su recorrido procesional del Domingo de Ramos en Sevilla. EFE/Julio Muñoz
 Deberá calzar zapatos negros y calcetín de color blanco o en su defecto sólo calcetín o los pies descalzos. Las manos se cubrirán con guantes de color blanco.

 Los hermanos portarán la medalla de la Hermandad, prendida al cuello por el cordón y debajo del antifaz. Los hermanos no podrán ostentar ningún otro distintivo.






CRUZ DE GUIA



lunes, 11 de mayo de 2015

HERMANDAD DE LA ESTRELLA LA VALIENTE

LA VALIENTE


La Hermandad de la Estrella es conocida como "La Valiente" por cumplir la estación de penitencia el Jueves Santo de 1932 siendo la única cofradía sevillana en procesionar en esa Semana Santa.



La causa por la que las demás no lo hicieron fue el ambiente hostil y el boicot de éstas al proyecto de Ley de Congregaciones Religiosas del Gobierno.


Rodeados de trabajadores del muelle y hermanos de paisano, algunos con navajas al cinto para desalentar a los provocadores, los pasos salieron de San Jacinto a las cinco menos veinte de la tarde entre el clamor de miles de personas que se congregaban en la calles trianeras.




 Sin los agobios de un horario que cumplir, los pasos se dieron un auténtico baño de multitudes. Más de dos horas tardaron en llegar desde Triana a la calle San Pablo. Ante la fachada del Ayuntamiento, en presencia de las autoridades, Rocío Vega Farfán, La Niña de la Alfalfa, entonó una saeta cuya letra se hizo célebre: “Se ha dicho en el banco azul
 que España ya no es cristiana,
 pero aunque sea republicana,
 aquí quien manda eres Tú
, Estrella de la mañana”.

 Mucha gente se agolpaba ese Jueves Santo en la puerta del templo de San Jacinto, donde residía la Hermandad, Las crónicas de ABC narraban lo siguiente:
 "En verdadero triunfo repitiéndose las ovaciones en las calles trianeras, recorrió la cofradía el populoso barrio. Una gran muchedumbre se mezcló entre las filas de nazarenos y siguió el paso de la Virgen, cerrando marcha."


 Toda Sevilla acompañó a la Estrella durante el recorrido, en el que sufrió dos atentados: uno la caída de un ramo de rosas con una bomba, aunque no explosionó, y el otro los disparos hacia la Virgen por un miembro de CNT, Emiliano Sánchez, aunque ninguno llegó a impactar en la imagen.


 Aquél día El Señor de las Penas procesionaba en solitario en el llamado "paso gótico" adquirido a la Hermandad del Calvario en el año 1908. Por su parte la Virgen, a los sones de la Banda Municipal, lo hacía en el histórico paso de palio creado por Juan Manuel Rodríguez Ojeda en 1891 para la Esperanza Macarena, y que fue adquirido por la Hermandad de La Estrella en 1909; un paso con el procesionó esta imagen hasta que en el año 1995 estrenó su nuevo palio de Enrique Garduño. [10] De regreso a su templo el fervor acompañó a la comitiva y desde aquel día es conocida como “la Valiente


http://herencianazareno.blogspot.com.es/2013/04/retazos-de-nuestra-historia-hermandad.html


HERMANDAD DE LA ESTRELLA DE TRIANA

Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella Coronada, Triunfo del Santo Lignum Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina

Escudo de la Hdad. de la Estrella.JPG

ORIGENES Y PRIMEROS PASOS


Se funda en 1560  en Triana, en una capilla del convento de la Victoria perteneciente a los Frailes Mínimos de San Francisco de Paula, una hermandad de luz bajo el patrocinio de Nuestra Señora de la Estrella.

.
Las reglas de esta hermandad, formada por capitanes de barcos con la misión de fletar las mercaderías que en la ciudad de Sevilla entraban y salían por la mar para las Indias y Flandes,
 Las reglas de la hermandad fueron protocolizadas el 1 de septiembre de 1566 y aprobadas por Felipe II el 24 de diciembre de ese mismo año.

 En 1570 los franciscanos le ceden a la hermandad un terreno junto a su iglesia para construir una capilla donde rendir culto a las sagradas imágenes.


 En el año de 1600, la hermandad de Nuestra Señora de la Estrella se une a la de San Francisco de Paula.

 En 1644, en el barrio de Triana, en la ermita de un antiguo Hospital allí existente bajo la advocación de Nuestra Señora de la Candelaria, Diego de Granado y Mosquera funda  la hermandad de las Penas de Cristo Nuestro Señor, Triunfo de la Cruz y Amparo de María Santísima.

Los hermanos de las Penas, en cabildo general celebrado el 17 de junio de 1674, acordaron su unión con los de la Estrella que la aceptaron en el cabildo del 21 de junio de ese mismo año.
 Así, el 15 de julio de 1674, las hermandades se fusionan oficialmente y se acuerda la escritura de nuevas reglas.
 La hermandad resultante se titularía: Nuestra Señora de la Estrella, Santo Cristo de las Penas, Triunfo del Santo Lignum Crucis y San Francisco de Paula.

 La hermandad se estableció en la capilla de los Mínimos y hacía estación de penitencia a la real parroquia de Santa Ana con tres pasos: el del Señor de las Penas, el de María Santísima de la Estrella y el del Triunfo de la Cruz.

 Las fiestas principales de la Hermandad eran: el día de la Santa Cruz, con misa cantada y sermón exponiéndose ese día el Santísimo Sacramento; en el mes de enero, se celebraba quinario a Nuestro Padre Jesús de las Penas, procurando que en los tres últimos se tuviera el Jubileo de las 48 horas; el 2 de febrero, Fiesta de la Purificación, tenía lugar función en honor de María Santísima de la Estrella, en conmemoración de la presentación de Jesús en el Templo y se oficiaba con tercia, bendición de candelas, misa, sermón, manifiesto y procesión claustral.

DEL SIGLO XIX HASTA NUESTROS DÍAS


A principios del siglo XIX el gremio de los alfareros ya estaba integrado en la cofradía, a pesar de que la ley de 1783 prohibía el carácter gremial de las hermandades.



 En 1809 los franceses expulsan del Convento de la Victoria a los hermanos y destruyeron parte del convento.
 La cofradía tuvo que trasladar a sus titulares a otra capilla de la misma iglesia.


 En 1835 la Hermandad casi llega a la extinción y por la desamortización de Mendizábal hubo de trasladarse al convento de San Jacinto.

 En septiembre de 1851 vuelven los cultos y la solemne procesión de las patronas, así como el quinario al Cristo de las Penas.

 A causa de la revolución de 1868, el destronamiento de Isabel II, el reinado de Amadeo I y la instauración de la Primera República, se produce una disminución considerable de la actividad de los cofrades de la Hermandad.
En 1986 se redactaron nuevas reglas de acuerdo con las disposiciones de la Autoridad Eclesiástica, que se sometió a la aprobación del Cabildo General Extraordinario el día 20 de junio y al superior refrendo del Vicario General del Arzobispado de Sevilla.
 Reparado el templo de San Jacinto y abierto de nuevo al culto el 2 de junio de 1878, se logra resurgir la antigua devoción a los titulares.

El Miércoles Santo de 1881, merced a la iniciativa de varios jóvenes bajo la dirección del virtuoso sacerdote y capellán de San Jacinto, Padre Eusebio Ortega, realizó estación de penitencia, estrenando pasos, ropas e insignias bordadas en oro.

 Se procedió a la redacción de nuevas reglas, cuyas constituciones fueron aprobadas el 21 de febrero de 1891 por el arzobispo de Sevilla, Don Benedicto Sanz y Forés, e inscritas en el registro de asociaciones del Gobierno Civil.

 Desde 1891, la cofradía continuó realizando su estación de penitencia desde el Convento de San Jacinto en la tarde del Domingo de Ramos, siendo la única que la efectuara en 1932, el Jueves Santo, sufriendo varios atentados en su recorrido, donde se ganó el sobrenombre de "La Valiente".



 En 1960 conmemoró la hermandad el IV Centenario de su fundación con solemnes cultos y procesión por el barrio de María Santísima de la Estrella bajo palio.


 El 17 de octubre de 1962 la Hermandad adquirió el inmueble sito en San Jacinto 63, hoy 41, para labrar en su solar casa de hermandad, la cual fue bendecida el 22 de septiembre de 1963 por el Cardenal Bueno Monreal, fecha en la que también se constituía oficialmente su Bolsa de Caridad.


 El 10 de octubre de 1966, el Convento de San Jacinto es erigido en parroquia. La hermandad, por acuerdo de Cabildo Extraordinario en junio de 1966, solicitó constituirse en sacramental de la nueva parroquia, lo que se concedió por decreto del Arzobispado de aquella fecha, organizando la procesión con Su Divina Majestad para enfermos e impedidos de la feligresía durante varios años y cuidando el Monumento de los Oficios de Jueves y Viernes Santo.


 A solicitud de la Hermandad, que acuerda en Cabildo transformar en Capilla su casa de hermandad, un decreto de 25 de junio de 1973, dado por el Cardenal Bueno Monreal, autorizó la adaptación del inmueble en oratorio semipúblico y erigiéndolo en sede canónica de la Corporación.


 Bendecida la nueva Capilla en Sábado de Pasión de 1976, ese Domingo de Ramos, 11 de abril, salió del Convento de San Jacinto para, tras realizar la Estación de Penitencia, entrar en su nueva sede.


 En junio de 1982, la hermandad adquiere unos de los inmuebles colindantes para ampliación de su sede e instalaciones.

Procesiona el Domingo de Ramos, siendo la primera Hermandad que realiza su estación de Penitencia

Y lo hace con sus dos titulares

NUESTRO PADRE JESÚS DE LAS PENAS



MARÍA SANTÍSIMA DE LAS PENAS


Archivo:Capilla de la Estrella Virgen.jpg


VIDEOS DE SEMANA SANTA DE GRANADA

Vídeo Titulares Granada dedicado a la Real Hermandad del Santo Vía Crucis, Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Amargura, María Santísima de las Lágrimas y Nuestra Señora de los Reyes. Martes Santo 2015, Semana Santa Granada. Acompaña la Banda y Unidad de Música Ángeles de Granada



 Nuevo vídeo Titulares Granada dedicado a la Cofradía de Penitencia de la Oración de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos y María Santísima de la Amargura.
Acompañamiento Musical, Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús del Gran Poder de Granada y Banda de Música Sociedad

LUNES SANTO