miércoles, 2 de julio de 2014

IGLESIA DE SAN PEDRO APÓSTOL DE VALLADOLID

SEDE CANÓNICA DE
COFRADÍA PENITENCIAL Y SACRAMENTAL DE LA SAGRADA CENA




El origen de esta iglesia es una humilde ermita que ya existía en el año 1278.

La construcción de la nueva iglesia se inició por la cabecera del edificio actual, y en ella intervinieron varios arquitectos, en 1606 Francisco Negrete, en 1627 Francisco Bajo, y en 1634 Juan de Répide.

 En el siglo XVIII la iglesia fue reformada por Antonio Crespo y Tomás Martínez.


 El edificio está construido con piedra y ladrillo, es muy austero y tiene una planta muy sencilla, consistente en un rectángulo alargado dividido en cinco tramos por pilastras toscanas, dispone de capillas abiertas en los muros laterales de poca profundidad, y está cubierto con una bóveda de cañón decorada con yeserías geométricas.


 La cabecera está cubierta con bóveda de crucería estrellada y la nave con bóveda de medio cañón decorada con motivos geométricos.


En el brazo derecho del crucero se encuentra la sacristía, cubierta con bóveda de cañón adornada con yeserías.


 Se comunica con el camarín situado detrás del retablo del Cristo de la Espiga, que data de 1759 y fue realizado por el arquitecto Antolín Rodríguez.



La fachada, construida en piedra su primer cuerpo, dispuso hasta 1950 de una pequeña torrecilla, ofreciendo una composición muy humilde en la que sólo destacaba la portada, de gusto herreriano, adintelada y coronada por un frontón triangular en el que se aloja una hornacina con una escultura de San Pedro.



 En aquel último año se rehizo el segundo cuerpo y se sustituyó la torrecilla por dos espadañas.

 Finalmente, en 1967, se procedió a forrar con piedra el segundo cuerpo con piedra caliza de Campaspero.
 En la restauración efectuada entre 2012 y 2013, se procedió a eliminar ese forro.


  En el interior se pude apreciar una buena batería de retablos rococós.

 Tiene cinco retablos: el mayor y dos retablos dorados a cada lado de la nave.

 El retablo mayor, del siglo XVIII, es de estilo barroco y de grandes proporciones.
 En el trono principal hay una gran escultura de San Pedro Apóstol, y a los laterales las de San Antonio y San Juan Bautista.
 En el segundo cuerpo está la Asunción de la Virgen.

 Del resto de los retablos destaca el dedicado a los dolores, con imágenes de la Piedad, el Nazareno y el Yacente, obras realizadas en 1749 por Antonio Bahamonde. Según dice Casimiro G García-Valladolid hacia el año 1900: "su aspecto exterior, pobre y con una torre mezquina y vieja no corresponde a su categoría de iglesia parroquial".







 El coro alto data de 1634 y fue realizado por Juan de Répide. Está situado a los pies de la iglesia y levantado sobre una bóveda con decoración de yeserías.



 Tiene cinco retablos: el mayor y dos retablos dorados a cada lado de la nave. El retablo mayor, del siglo XVIII, es de estilo barroco y de grandes proporciones. En el trono principal hay una gran escultura de San Pedro Apóstol, y a los laterales las de San Antonio y San Juan Bautista. En el segundo cuerpo está la Asunción de la Virgen. Del resto de los retablos destaca el dedicado a los dolores, con imágenes de la Piedad, el Nazareno y el Yacente, obras realizadas en 1749 por Antonio Bahamonde. Según dice Casimiro G García-Valladolid hacia el año 1900: "su aspecto exterior, pobre y con una torre mezquina y vieja no corresponde a su categoría de iglesia parroquial".



 La Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena tiene su sede en la iglesia desde el año 1965, y construyó una capilla para ubicar el paso de la Sagrada Cena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario