miércoles, 24 de febrero de 2016

EL SEÑOR DE LA SENTENCIA DE SEVILLA

TITULAR DE LA HERMADAD DE LA MACARENA

La Cuaresma ha arrancado con los sevillanos mirando al cielo. Muchos cofrades se agolpaban en la puerta de la basílica de la Macarena con la inquietud que durante todo el día amenazaba la meteorología.


IMG_2301

Un culto especial en este 2016 porque, además de discurrir por las calles del barrio, las andas visitarían a las Hermanas de la Cruz en el que se convertiría en el momento más esperado de la noche.

A las 18.20, la hermandad se ponía en la calle sin ningún cambio previsto en el recorrido. En el arco, el público esperaba con entusiasmo a que el Señor de la Sentencia, protagonista cada primer viernes de Cuaresma, iniciara este recorrido extraordinario.

Con túnica lisa morada y un cortejo de 400 personas, la hermandad se echaba a la calle. Mucho público desde el comienzo que vio cómo las prisas por llegar a tiempo al convento y el riesgo de agua provocaban que la zancada del Señor se acelerara en el primer tramo del camino.
 Así, el cortejo acumuló un retraso de quince minutos a su llegada a Santa Marina. Sin embargo, el día en el que el Señor de la Sentencia toma el protagonismo para Sevilla, poco a poco fue aplacando la incertidumbre inicial para relajarse a su llegada a la iglesia de San Marcos.


 A partir de este tramo del recorrido las nubes comenzaban a desaparecer y la tranquilidad se hacía patente en las caras de los hermanos del cortejo.
 Tras el paso por San Marcos, el recogimiento de las calles Bustos Tavera y Doña María Coronel enmarcaron una estampa para el recuerdo.

La imagen del Señor de la Sentencia entre los naranjos que arropan al Cristo de la Buena Muerte o el Señor de la Salud crearon un clima de silencio acompañado del movimiento certero en la zancada.

 El viento no fue óbice para que en dichas calles céntricas el Señor de la Macarena se hiciera grande.
No obstante, esta fotografía poco usual en el álbum de los cofrades encontró el mejor marco posible con la llegada al convento del Espíritu Santo y, más tarde, a Santa Ángela.

 Sin retraso en el discurrir, sin nubes amenazando agua y con la expectación máxima por parte del público, la calle Santa Ángela se preparaba para recibir al Señor de la Sentencia sin música de cornetas y tambores, sin su Madre resguardándolo.

El Señor de la Sentencia ante el convento de las Hermanas de la Cruz / J. M. SERRANO
 Él era el protagonista absoluto. La séptima estación puso el punto de inflexión en una tarde-noche intranquila en las primeras horas de la tarde que se apaciguó en el camino y se hizo fuerte en el convento de las Hermanas de la Cruz.

 Una vez terminado los rezos, los costaleros volvieron a iniciar su camino de vuelta a la basílica perdiéndose por la calle Alcázares, para posteriormente tomar la Encarnación, San Juan de la Palma, calle Feria y así buscar de nuevo su barrio. Que todos los años haya misericordia.

  http://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-multitudinario-crucis-senor-sentencia-170459915930-20160213224220_galeria.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario