lunes, 29 de febrero de 2016

VISITA A LA IGLESIA DEL CARMEN DE MADRID



PREBISTERIO Y ALTAR MAYOR

Justo enfrente de la entrada de la calle de la Salud

El presbiterio está presidido por un gran retablo de líneas clasicistas, que sustituye al que en su día trazó Sebastián de Benavente para dicho espacio.

 Unas dobles y gruesas columnas enmarcan el grupo central de la Virgen del Carmen, sujetando el el escapulario de su Orden, soberbia escultura del madrileño Juan Sanchez Barba (1602-1673), del siglo XVII, procedente del anterior retablo.



 Una leyenda cuenta que, durante la incautación del templo por la CNT en los aciagos días de la guerra civil los ocupantes no pudieron destruirla, ni siquiera con la ayuda de cadenas. En cambio, quedó destruida la imagen de su “partenaire”, el inglés San Simón Stock, recibiendo el escapulario y que se afirma formaba con la imagen de la Virgen “un grupo muy teatral”.


Archivo:Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 04.jpg

 Por fortuna, se conservaron las imágenes antiguas del mismo, descollando una Virgen del Carmen, obra de Juan Sánchez Barba, en actitud de entregar el escapulario a San Simón Stock, figura ésta destruida durante la Guerra Civil.


 Sobre el entablamento se halla el ático, centrado por una magnífica pintura de la Trinidad del vallisoletano Antonio de Pereda (1611-1678), el pintor barroco de las reflexiones morales de quien hemos visto recientemente algunas obras en la cercana iglesia de San Ginés.



 En los laterales del templo hay sendas pinturas en su parte superior, representando a Santa Teresa de Jesús y a Santa Magdalena de Pazzi, carmelita como la fundadora.
 Debajo hay dos esculturas del siglo XVII de San Juan Nepomuceno, la mas pequeña y de San Simon Stock.



 Rodeando la capilla mayor se encuentra una sillería en madera, atribuida al tallista Gabriel Vázquez, ejecutada entre 1644 y1646, que antes pudo estar en el coro.


CAPILLAS DE LA NAVE DE LA EPÍSTOLA


Entrando por la puerta de la calle Salud


El  altar es el del Santísimo Cristo de la Fe,




 Escultura moderna, obra de un desconocido Víctor Gutiérrez Gil, copia de la existente en la destruida iglesia de San Luis Obispo, anónimo, “de lo más castizo del siglo XVII” albergada en un retablo muy florido del siglo XVIII con columnas salomónicas de gran tamaño.

File:Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 17.jpg
Gran devoción de los madrileños por este Cristo


Puerta de la calle del Carmen




Capilla de los titulares de la Herandad de los Gitanos


Capilla con tres retablos.

A la derecha, altar de San Antonio, y que ahora está María Santísima-
 altar del siglo XVIII en cuyo ático se vislumbra una pintura muy oscura.

Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 11.jpg
En el retablo del centro, atribuido al maestro retablista Sebastián de Benavente, del siglo XVIII que tiene pinturas de la misma época: Santas Maria Magdalena de Pazzi y Catalina de Siena, en la parte superior y San Joaquín y San José, en la inferior, faltando la del ático, se ha colocado recientemente, procedentes de San Jerónimo el Real, las imágenes de Nuestra Señora de las Angustias que porta corona de espinas, y, delante, la de Nuestro Padre Jesús de la Salud,

File:Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 15.jpg

Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 10b.jpg
 A la izquierda, retablo de la Inmaculada, antiguo de San Alberto, del siglo XVII, posible de Sebastián de Benavente. Efigie moderna de la Inmaculada, aunque el ángel revoloteador suspendido en lo alto (hay que fijarse bien) es anterior, del siglo XVIII.


 Hornacinas laterales con imágenes modernas de San Federico y Santa Lucía.
 En el ático, pintura del siglo XVIII, de la Virgen con el Niño. En la predela, pintura de la Eucaristía, en el centro, y en los lados escenas animadas de la vida de San Alberto de Sicilia.



Cuado celebran algún acontecimiento religioso, las imagenes se colocan en el prebisterio




La  capilla de la venerable Orden Tercera de Nuestra Señora del Carmen Calzado.


Luce un gran retablo de estilo barroco. En el centro, imagen moderna de la Virgen, con escapularios. En el ático, pintura de la Virgen de la Esperanza o de la O, del siglo XVIII.





A los lados, lienzos de San Juan Bautista y San José y de San Francisco de Asís y Santa Teresa. En la predela, mas santas y santos: San Jerónimo, patrón del gremio de libreros, San Lucas, la Magdalena y Santa Catalina de Alejandría.

En el lado contrario, cuadro de San Matías, copia moderna de Rubens y talla de San José del siglo XVII.


 Todo muy oscuro. En las paredes carteles alusivos a las cualidades salvíficas del escapulario carmelitano: EN VIDA PROTEGO. EN LA MUERTE, AYUDO. DESPUES DE LA MUERTE, SALVO

 Alo lado derecho, cuadro moderno de San Alberto de Sicilia y escultura de la Inmaculada, del siglo XIX.




En el Crucero


vista del crucero, JMJ 2011, triduo a la Virgen de Regla de Sevilla

 Busto de la Dolorosa, talla madrileña, no mala, de mediados del siglo XVIII y en el ático, pintura de Santa Teresa, de la misma época.



 En el muro, retablo moderno de la Virgen de Fátima, sin interés artístico.

 En lo alto, atención los calvos, pintura atribuida a Antonio de Pereda  que representa al profeta Eliseo mandando a unos osos que devoren a unos niños que se habían burlado de su calvicie.


 En el otro lado, retablo del siglo XIX enmarcado por columnas y con una guirnalda en su parte superior que reza “Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

 En el centro grupo de la Santísima Trinidad, verdaderamente horrible que desmerece el arte de José Piquer, escultor decimonónico.

File:Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 10.jpg


Pasamos por delante del altar mayor para circular por el lado del Evangelio

Madrid - Iglesia del Carmen y San Luis 04.jpg

. Una puerta monumental del siglo XIX da paso a la sacristía.


 Amablemente se nos permite el paso y nos enseñan las pinturas de paredes y techo, atribuidas a Juan Antonio Frías y Escalante, (1630-1670) pintor barroco, especialista en Inmaculadas. Los lienzos de las paredes, de gran tamaño, reproducen escenas de la vida de la Virgen: Presentación en el templo, Huída a Egipto, Natividad y Asunción a los cielos. La del techo, muy curiosa, refleja la historia del arrebatamiento del profeta Elías a la vista de su discípulo Eliseo 7 .


Altar del Sagrado Corazón
En este ala del tempo podemos encontrar un retablo barroco del siglo XVII con una escultura moderna del Sagrado Corazón de Jesús




 En el ático, una pintura barroca de la Trinidad.


 Mas alto aun una magnífica pintura que representa a Elías, fundador del Carmelo como Elíseo, matando con la espada de fuego a los falsos profetas de Baal, obra de Antonio de Pereda.



Por ultimo podemos encontrar frente a la entrada a la sacristía un pequeño retablo barroco del XVIII, con un busto de Ecce Homo, una talla de la escuela madrileña del XVII.





   Capilla de la Virgen de Guadalupe

Patrona de Extremadura.
 En el fondo, lápida sepulcral de la familia Alarcón, primitivos fundadores de esta capilla, fechada en 1638, inoportunamente tapada por un confesionario, lo que impide su lectura.

 Retablo barroco, del siglo XVIII. En el centro, efigie moderna de la Virgen, de vestir.

Modernas también las esculturas laterales de San Martín de Porres y del Corazón de María. En el ático, pintura, oscura, de la Trinidad y a los lados escudos tallados de los fundadores.
 La capilla desmerece por la introducción de los confesionarios

  Capilla de la virgen de la Caridad del cobre


Virgen, patrona de Cuba, y la guarda una excelente reja.
Talla moderna, un tanto naif, acogida en un retablo del siglo XIX con columnas a los lados



 Junto al altar esculturas contemporáneas de San Nicolás de Bari y del Cristo de Medinaceli. En hornacinas laterales, efigies decimonónicas de Santa Teresa de Jesús y Santa Rita de Casia.

 No veo por ningún lado la escultura orante en mármol de la fundadora de esta capilla, doña Claudia de Turín, Condesa de Losada, del siglo XVIII, citada en alguna guía. Al otro lado, talla de vestir de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XIX.
A un lado una escultura moderna de Jesús de Medinaceli



  Capilla del Santo Entierro

es la de la Congregación Real e Ilustre del Santísimo Sacramento y del Santo Entierro, la mas barroca de toda la iglesia.



 Retablo del siglo XVIII, formado por gruesas columnas salomónicas y decorado por una gran cantidad de ángeles y festones, los cuales se distribuyen también por el resto de la ornamentación de la capilla.


En el centro, escultura de la Virgen de la Soledad, de vestir, obra del jiennense Jacinto Higueras


 Debajo, se ha colocado el Cristo yacente de Juan Sánchez Barba, (no anotado por Tormo), del siglo XVIII, que antes estaba dentro de una urna, asomando los pies y que ahora se ha protegido del piadoso acoso de los fieles. Esta imagen fue bárbaramente mutilado en 1936 y restaurado posteriormente.

 En la parte superior de la capilla, frescos del siglo XVIII, muy deteriorados, con ángeles pasionarios. A los lados, pinturas de finales del siglo XVIII, a la derecha del altar, la Coronación de espinas, copia de Van Dyck y, a la izquierda, San Pedro contemplando a Cristo atado a la columna, obras de escuela madrileña, al igual que las pinturas que hay a los pies de la capilla, de San José y San Antonio, todas muy oscuras, pidiendo a gritos, restauración urgente. Junto al retablo, hornacinas vacías, recuerdo de antiguas esculturas desaparecidas.


además se encuentra una de las joyas del templo, el Cristo Yacente, obra de Juan Sánchez Barba en el siglo XVII. Esta escultura fue mutilada en 1936 y restaurada después.

   Capilla de la Virgen del Pilar. actualente cerrada

La última es la capilla de la Virgen del Pilar cuyo retablo, de estilo barroco con columnas salomónicas, se atribuye a Sebastián de Benavente.
 En el centro, escultura moderna de la Virgen.


 En los laterales, tallas de San Alberto de Sicilia y de la Beata Arcángela, de finales del siglo XVIII, ennegrecidas.
 En el ático, cuadro del Espíritu Santo, de la misma época. He leído 8 que en esta capilla se encontraba hasta su robo, un hermoso cuadro de la Virgen del Parto o de la Leche, venerado por las embarazadas, del que no he podido obtener mas noticias, ni siquiera sobre su sustración. En la misma capilla otro pequeño retablo hecho de restos de otro anterior del siglo XVIII que cobija una escultura moderna de Virgen de la medalla milagrosa.
 A la izquierda, pila bautismal.





Por el resto de capillas, se distribuyen numerosos retablos e imágenes, muchas de ellas de factura contemporánea debido a la desaparición de los originales durante la Guerra.

Se conserva, no obstante, la mazonería de varios retablos barrocos, debidos a Sebastián de Benavente, y la magnífica talla del Cristo Yacente, muy venerada por los madrileños, obra señera de Juan Sánchez Barba.

Fotos de internet y mias

No hay comentarios:

Publicar un comentario